Encíclica CARITAS IN VERITATE de Benedicto XVI
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
BUEN PASTOR
La catequesis de Buen Pastor es una metodología especial de transmisión y vivencia de la Fe que surge de la observación profunda del niño y de una escucha atenta a sus capacidades y necesidades religiosas.
Su objetivo principal es que el niño descubra una experiencia religiosa.
El niño es esencialmente religioso. Lo "esencial" no es "síntesis", es lo fundamental, lo mas importante, lo simple y sencillo. El niño viene de Dios y Dios vive en él. Cuanto más pequeño, más "esencial" es.
La finalidad del catequista es servir de instrumento y guía en el encuentro entre Dios y el niño. La catequesis de Buen Pastor no se basa en meditaciones ni en experiencias personales ajenas a las necesidades del niño, quien exige conocer a Dios por sí mismo.

El niño responde a las verdades mas profundas de la Fe sin el menor esfuerzo. Esta catequesis surge después de varios años de estudio de la necesidad de la "Palabra" de Dios y su efecto en el niño. Conocemos a "Jesús" a través de un material concreto diseñado a tal fin. Jesús es el centro. La palabra es el "Evangelio", la "buena noticia", tal como nos la transmite la Biblia.
A través de este material, el niño comienza a vivir también la "liturgia" de la Santa Misa con mayor atención e interés.

Con la catequesis de Buen Pastor, se responde a una necesidad vital del niño: el "Amor"
· Su necesidad de amor, no surge de una "carencia" que deba ser satisfecha, sino de una "riqueza" que debe ser correspondida.
· El amor es el "alimento" por excelencia para un desarrollo en "armonía"
· El amor en Dios produce una satisfacción plena y gozo en la vivencia.

El niño es esencialmente sereno y pacifico pero, en el mundo en que vivimos, pierde esa naturaleza y se adapta a un entorno violento y ruidoso. El respeto profundo de su espíritu le ayuda a rescatar parte de su naturaleza original y con ella la alegría, la paz interior y la serenidad.
La Catequesis de Buen Pastor se inicia en la Parroquia de Fátima a partir de los 4/5 años.
Es una catequesis previa a la Primera Comunión, no prepara a ella.