Encíclica LUMEN FIDEI de Francisco
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
Novedades Confirmacion Grupo de jovenes Misión Coro
Última Noticia:
SABADO 2 DE ENERO
MISION ALSINA 2009!!
Querida comunidad, El 26 de diciembre, después de un largo año de preparación, y bajo una lluvia torrencial, partimos desde la parroquia algo más de treinta jóvenes con destino al pueblo bonaerense de Alsina, en el km. 126 de la ruta nueve. La misma que un día después se inundo dejando bloqueado el transito hacia esa zona. Nuestra misión: Contagiar al pueblo entero las ganas y alegría de vivir en comunidad teniendo a Jesús como Amigo en el camino. La preparación empezó después de la pascua y con la experiencia del año anterior, las pilas para volver al pueblo eran muchísimas. Hasta las vacaciones porcinas, que nos obligaron como a toda la parroquia a suspender durante algún tiempo las reuniones, nos preparamos nosotros como grupo. Así nuestros encuentros consistieron en meditar sobre la elección que estábamos tomando y, fundamentalmente, rezar tanto por cada uno del grupo, para que el Espíritu Santo nos diera la capacidad de ser verdaderos instrumentos, como por la gente de Alsina. En la segunda parte del año, las actividades tomaron un color más práctico. Nos dividimos en grupos, dedicados a partes en especial de la misión. Tuvimos gente dedicada tanto a la parte litúrgica, como de infraestructura, recaudación, niños y jóvenes. Como recordaran estuvimos durante dos largos fines de semana haciendo empanadas de carne y jamón y queso (en total la producción supero las 3.000) para tener fondos con los que movernos. Además sumamos la participación en la comida de fin de año (los que estuvieron tendrán fresco en la memoria el estelar desempeño de algunos de los miembros en el karaoke) y comenzamos a hacer las compras para poder vivir durante los últimos cinco días del año. No puedo olvidarme además de la visita que hicimos a mediados de agosto, cuando el padre Pancho, nos acompaño a celebrar la misa recordando a una de las bomberas fallecida el año pasado en plena lucha contra los incendios producto de la quema de pastizales. Con ese camino recorrido y con un montón de energías llegamos a Alsina. Nuevamente nos prestaron la escuela del pueblo en donde convivimos durante toda la misión. Nos organizamos entre todos para poder tener los cuartos ordenados, un oratorio en donde poder unirnos al principio y al final del día en nuestro denominador común (Jesús por si queda alguna duda), una cocina, el comedor y una despensa. Vale aclarar que cada uno de estos ambientes en realidad era un aula más de la escuela que nos ocupamos de reestructurar. Así nos dividimos en grupos de tres para ir a visitar las casas del pueblo, cada uno tenía entre 3 y 4 manzanas, y para cocinar o limpiar los lugares comunes. La buena onda y el espíritu solidario de cada uno de los treinta en todo momento fue fundamental para que la casa (ya no más escuela para nosotros) tuviera vida y fuera apta para el desarrollo de la vida humana, quizás una muestra más de que Jesús todo lo puede… Los días empezaban temprano. Después de un buen desayuno y rezar laúdes, nos íbamos a caminar por las calles del pueblo visitando las casas. Compartir unos mates, un jugo o unas galletitas con la gente, que en la mayoría de los casos nos atendía con muchísima predisposición, es una de las experiencias más lindas y edificantes que se llevo cada uno de nosotros. Uno va queriendo transmitir algo y dar por lo menos en la forma de vivir pero en realidad se termina llevando mucho más de lo que da. Gestos, palabras, historias y actitudes frente a la vida hacen que empecemos a ver la nuestra propia con otros ojos. Queriendo disfrutar al máximo lo que nos toca y usándolo con un fin que no quede nada más que en cada uno, sino que trascienda permitiendo que no solo yo, sino también el que está al lado mío, viva con esperanza. A la tarde, después de comer y descansar un rato, nos dividíamos en tres grupos. Por un lado niños que, encargados de hacer divertir y transmitir valores en las edades más tempranas, soportaron montoneras, tirones de orejas, piquetes de ojos, pintura en todas partes del centro comunal que después hubo que limpiar y muchas otras cosas más. La felicidad de los chicos del pueblo con las actividades que pudieron hacer, es algo difícil de transmitir pero muy fácil de recibir. Por otro lado, el grupo de jóvenes se juntaba en la plaza para charlar de temáticas un poco más profundas y mostrar como la Iglesia es un buen lugar de reunión para el crecimiento tanto personal como social. El último grupo, aunque un poco aguado la mayoría de los días, se dedico a pintar la casa religiosa del pueblo que se encontraba en un estado bastante deteriorado. La lluvia no permitió que pintemos los juegos de la plaza, objetivo que estaba previsto y que tendremos que cumplir en los primeros meses de este nuevo 2.010. A eso de las 7 nos volvíamos a juntar todos en nuestra casa para prepararnos a la misa que celebramos en la capilla del pueblo un rato más tarde. Tuvimos misa de primeras comuniones, por el trabajo, por los difuntos y de bautismos. Una de las cosas que más nos sorprendió fue como pasamos de tener la mitad de la capilla ocupada (con una capacidad total bastante generosa aunque fuese un templo de pueblo) a ver como hasta las sillas ubicadas detrás de los últimos bancos estaban ocupadas. Cuando terminaba la misa nos volvíamos para la escuela a comer, rezar completas y descansar para poder levantarnos al día siguiente con más fuerza. No me puedo olvidar dentro de esta estructura que tuvimos algunas actividades con todo el pueblo, por ejemplo una comida en donde los niños se encargaron de hacer el pesebre viviente, un campeonato de truco, un cine abierto para todos y el tradicional día de la familia. Así vivimos nuestros días en Alsina. Estaba a punto de escribir “trascendieron” en lugar de “vivimos” pero la palabra queda corta. No fue para nosotros un simple paso del tiempo en ese pueblo sino que fue una verdadera experiencia en la Fe. De esas que marcan en la vida, que enseñan, forman y muestran el camino. Valores como la sencillez, la humildad, la solidaridad, la amistad, la alegría, la esperanza y muchos más nos fueron dados, y esperamos haberlos dado, en dosis altísimas. En cada paso cada uno de nosotros recibió y dio algo de eso. Todos ganamos algo. Alsina como comunidad, al verse reunida alrededor de la figura de Jesús; nosotros jóvenes al sentirnos identificados con un grupo que crece y camina junto, unido en el Amor de Cristo; nuestra querida comunidad de Fátima, al permitir que llevemos la Palabra a un pueblo en donde el acceso a ella no es tan sencillo (solo hay misa los domingos a las nueve de la mañana) y fundamentalmente, cada uno de nosotros en particular, al vivir esta experiencia. Por estas razones, en nombre de todo el grupo misionero de Alsina 2009 le doy las gracias a todos los que formaron parte de estos cinco días activos. Cada uno de los que dio una mano con lo que pudo es un misionero más, así que gracias por ser parte de esto y dejarnos vivir estos cinco días únicos. Sin ustedes no hubiese sido posible. Un gran abrazo en Jesús y feliz año… Lucas Hunter
Fotos y Testimoños:
Año Titulo Lugar Online
2009 MISION ALSINA I (Uki Dean) Alsina facebook album
2009 MISION ALSINA II (Uki Dean) Alsina facebook album
2009 MISION ALSINA III (Uki Dean) Alsina facebook album
2009 alsina1 (Niki Sigmaringo) Alsina
2009 alsina2 (Niki Sigmaringo) Alsina
2009 alsina3 (Niki Sigmaringo) Alsina
2009 alsina4 (Niki Sigmaringo) Alsina
2009 alsina5 (Niki Sigmaringo) Alsina
Info:
(no disponible.)